Cómo saber si una Propuesta al Acreedor es su mejor opción

Una propuesta al acreedor que es aceptada por los acreedores puede ayudar a reducir su carga de deudas.

El primer paso es buscar el consejo de MORATAYA Corp Administradores de Propuestas y Bancarrotas (Licensed Insolvency Trustee). Revisaremos la situación de su deuda actual y evaluaremos cuidadosamente sus opciones. Si califica para una Propuesta al Acreedor probablemente sea lo mejor para comenzar inmediatamente el proceso de detener el crecimiento de la deuda.

¿Cómo funciona una Propuesta al Acreedor?

Para presentar una Propuesta al Acreedor, usted puede adeudar hasta $ 250 000 (sin incluir su hipóteca de residencia principal) y no puede pagar sus deudas en su totalidad. Si sobrepasa los $ 250 000 se podría aplicar a una propuesta llamada DIV1.

En MORATAYA Corp. Soluciones de Deudas, revisaremos su situación de deudas juntos y le daremos una solución profesional sobre cómo estructurar una propuesta. Le llevaremos de la mano de principio a fin.

Por ley, sus acreedores tienen 45 días para considerar si aceptan, renegocian o rechazan su propuesta. Para que su propuesta sea aceptada, los acreedores que representan la mayoría del valor en dólares de su deuda deben aceptar la oferta (mayoría simple). Por ejemplo, si su deuda total es de $30 000, se requiere la aprobación de los acreedores que representan $15 001 de sus deudas.

Un solo pago mensual para todos sus acreedores

Solo habrá un pago mensual para todos sus acreedores sin garantías reales. Deberá continuar realizando los pagos a sus acreedores con garantía real (hipóteca, préstamo de automóvil) como de costumbre.

En MORATAYA Corp. Soluciones de Deudas, no queremos que tenga dificultades de deudas nuevamente. Durante el proceso, le mostraremos cómo presupuestar, vivir dentro de sus posibilidades, aprender a ahorrar y proteger sus finanzas de cualquier evento inesperado.

Si la propuesta es rechazada, nos pondremos en contacto con sus acreedores para renegociar nuevos términos. En muchos casos, aumentar su pago un poco más por mes puede ser suficiente para que sus acreedores acepten la propuesta. Usted también tiene la opción de presentar la protección por bancarrota si no lograramos ponernos de acuerdo. Por supuesto, sus acreedores saben que si no aceptan su propuesta, usted puede declararse en bancarrota, y eso los alienta a aceptar negociaciones razonables.

Una vez que una propuesta es aceptada, es totalmente flexible. Se puede pagar tan pronto como lo desee. Tan pronto como realice el último pago, se le entregará un certificado de cumplimiento total y todas sus deudas incluidas en la propuesta se borrarán para siempre y comenzará la recuperación de su crédito.

Si no llegase a cumplir con los términos de su propuesta, como la falta de 3 pagos mensuales, la propuesta puede ser anulada. Sus acreedores recobrarían el derecho de reclamo contra usted por el monto adeudado antes de la propuesta, menos cualquier monto que se les distribuyó durante la misma.

Cada situación es diferente, por lo que le recomendamos encarecidamente que se ponga en contacto con nosotros para revisar su situación y ayudarlo a calcular los términos de una Propuesta al Acreedor dadas sus circunstancias específicas.

La calificación crediticia durante la duración de la propuesta y durante los tres años posteriores al último pago será un R7, lo que significa que se están realizando pagos regulares a través de un acuerdo especial para liquidar sus deudas (R1 es el mejor y R9 es el peor).

Deudas incluidas en una Propuesta al Acreedor

  • Tarjetas de crédito
  • Líneas de crédito
  • Préstamos personales
  • Préstamos de día de pago
  • Impuestos a la renta
  • HST
  • Sobregiros bancarios

Los acreedores con garantías reales serán notificados si presenta una Propuesta al Acreedor, pero no reciben ningún dinero de la propuesta. Si presenta una Propuesta al Acreedor, puede elegir continuar pagando a sus acreedores con garantías reales y conservar los bienes, o dejar de pagarles y el bien se devolverá y cualquier diferencia  adeudada a ese acreedor después de vendido podrá incluirse en la propuesta como deuda normal.