Una bancarrota es un proceso legal que detiene inmediatamente la mayoría de las cobranzas y acciones de los acreedores, incluidas las demandas sobre propiedades y salarios; le da la oportunidad de liberarse de sus deudas y la posibilidad de un nuevo comienzo. Este proceso incluye sesiones de charlas que le ayudarán a recuperar el control sobre sus finanzas. En la mayoría de los casos, puede quedarse con propiedades, como el contenido de su hogar, su automóvil, herramientas de trabajo y podrá continuar operando su negocio.

¿Cómo puedo saber cuál es mi mejor opción: una bancarrota o una propuesta al acreedor?

Ambas opciones presentan ventajas y desventajas según su situación personal. Para poder entender cuál es la mejor opción para usted, es aconsejable consultar con un Administrador de Propuestas y Bancarrotas (Licensed Insolvency Trustee) que podrá ayudarlo a implementar un plan de acción que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Cuáles son las ventajas de la protección de bancarrota?

  • Sus acreedores sin garantías reales tendrán que parar todas sus acciones de cobro en su contra, incluidas las acciones legales y embargos en sus salarios o cuentas bancarias
  • Podrá comenzar de nuevo.
  • Por lo general, es la forma más rápida de deshacerse de sus deudas.

¿Cuál es el costo de una bancarrota?

El costo de su bancarrota dependerá de una serie de factores que incluyen el valor de sus bienes no exentos y los ingresos de su hogar.

¿Cuánto tiempo dura una bancarrota?

Normalmente, desde la presentación hasta la descarga o finiquito, una bancarrota dura nueve meses. Sin embargo, hay una serie de factores que pueden cambiar la duración de una bancarrota. Por ejemplo: si hay “ingresos excedentes a la norma”, si esta no es su primera bancarrota, si hay dudas de sus acreedores con respecto a su bancarrota, o si no cumple con sus obligaciones (reportes, declaraciones de impuesto, charlas, etc.).

¿Cuál es el significado de una descarga (finiquito)?

La descarga es el proceso legal de una bancarrota que lo liberará de sus deudas. El tiempo que toma varía según la cantidad de veces que se haya declarado en bancarrota. Para los que se declaran en bancarrota por primera vez, durará 9 o 21 meses. Si ha declarado una bancarrota más de una vez, el proceso dura 24 o 36 meses.